Instituto Médico Tecnológico

Somos un grupo de especialistas de reconocida trayectoria, con el objetivo de prevenir, diagnosticar y dar tratamiento a las patologías urológicas. Compartimos principios fundamentales en el trato con nuestros pacientes:

 

El cáncer de próstata es uno de los cánceres con mayor probabilidad de ser hereditario, llegando en algunos casos hasta un 40-50%.  Un hombre con dos familiares directos diagnosticados de cáncer de próstata tiene entre 3 y 5  veces más riesgo de desarrollar cáncer de próstata que un hombre sin antecedentes familiares. Hasta en 10% de los casos con cáncer de próstata hereditario tienen mutaciones raras en genes altamente penetrantes. Se han observado mutaciones en los genes BRCA1, BRCA2 y HOXB13. Los genes BRCA1 y BRCA2 se han asociado con una fuerte historia familiar de cáncer de mama, ovario, próstata, páncreas y melanoma. Además las mutaciones en el gen BRCA2 se han asociado con la presencia de cáncer de próstata agresivo.

El riesgo relativo a desarrollar cáncer de próstata para un hombre menor de 65 años con mutación del gen BRCA1 es 1,8 veces superior, mientras que si la mutación es en el gen BRCA2 el riesgo aumenta 8,6 veces.

En 2012 se identificó el gen HOXB13 como el primer gen de cáncer de próstata hereditario. La mutación recurrente en este gen se asocia con el aumento entre 2 y 8 veces en el riesgo a desarrollar cáncer de próstata familiar (cáncer generacional, más de 3 familiares de primer grado afectados, cáncer de próstata diagnosticado antes de los 55 años). La presencia de mutaciones en el gen que realiza la reparación del ADN se asocia con un riesgo hasta 3 veces superior a desarrollar cáncer de próstata. Los tumores de pacientes con cáncer de próstata  resistente a las hormonas que presentan mutaciones en el gen que repara el ADN tienen más probabilidades de responder al tratamiento oral con olaparib  (inhibidor de la polimerasa adenosina difosfato ribosa) que los tumores que no presentan dicha mutación.

Cuando se sospecha la presencia de cáncer de próstata familiar se debe remitir al paciente a una Unidad de Consejo Genético donde se determinará si se debe realizar estudio de la familia.

¿Quién debe ser remitido al consejo genético?

  • Hombres con un familiar de primer grado (padre o hermano) diagnosticado de cáncer de próstata antes de los 55 años de edad.
  • Hombres de 55 o menos años diagnosticados de cáncer de próstata y con un familiar de primer grado con cáncer de próstata a cualquier edad.
  • Hombres con un familiar de primer grado muerto por cáncer de próstata antes de los 60 años.
  • Hombres con dos familiares de sangre con cáncer de próstata en el mismo lado de la familia con al menos uno de ellos diagnosticado a los 55 años o menos.
  • Hombres con cualquier familiar de primer grado con cáncer hereditario de mama u ovario o con síndrome de Lynch (cáncer colorrectal hereditario no asociado a poliposis) diagnosticado antes de los 50 años de edad.
  • Hombres a los que se les secuenció el tumor y mostraban mutación en genes de cáncer hereditario.

   ¿Qué genes deberían ser analizados para cáncer de próstata hereditario?

  • El gen HOXB13 se debe testar en los hombres en los que se sospecha cáncer de próstata hereditario. Los genes BRCA1 y BRCA2 se deberían testar si hay sospecha de cáncer hereditario de mama u ovario, en hombres con dos o más familiares afectados en el mismo lado de la familia y en hombres con cáncer de próstata resistente a hormonas para ayudar a determinar el tratamiento. El gen de reparación del ADN se debe testar si se sospecha síndrome de Lynch.

Estudios previos han mostrado que los genes BRCA2 y HOXB13 son los que aumentan más el riesgo para desarrollar cáncer de próstata y que el gen BRCA2 y últimamente el gen ATM se relacionan con cáncer de próstata agresivo.

¿Cómo ayudan los tests genéticos en el chequeo con PSA?

Las mutaciones en el gen BRCA2 deberían influir en la necesidad de iniciar antes los chequeos con PSA. Si existen mutaciones del gen BRCA2 se  iniciaría el chequeo con PSA a los 40 años o 10 años antes de la edad a la que se diagnosticó el cáncer de próstata en el miembro más joven. El chequeo con PSA se debería realizar anualmente. Si existen mutaciones en el gen HOXB13 se debe utilizar la misma estrategia que en si existen mutaciones del gen BRCA2.

¿Se deben utilizar los tests genéticos en el manejo del cáncer de próstata?

Solo el gen  BRCA2 se debería utilizar para el manejo del los cáncer de próstata localizados  y en los avanzados de alto riesgo. En el tratamiento de los cánceres hormono resistentes los genes BRCA1, BRCA2 y ATM podrían ayudar en la toma de decisiones.

 

Giri VNGross LGomella LGHyatt C. How I Do It: Genetic counseling and genetic testing for inherited prostate cancer. Can J Urol. 2016; 23: 8247-53.

 

En un estudio realizado en Francia en la Sorbonne y publicado recientemente en la revista British Medical Journal se observó que el consumo de bebidas azucaradas incluido el zumo de frutas incrementaba el riesgo a desarrollar cáncer.

Se analizaron más de 100.000 adultos sanos de los cuales 21% eran hombres y 79% mujeres; la edad media fue de 42 años. Se llegó a la conclusión de que las bebidas azucaradas se asocian con riesgo de obesidad que a su vez es un factor de riesgo reconocido para muchos cánceres. Además, también pueden aumentar la grasa visceral, los niveles de azúcar en la sangre y los marcadores inflamatorios, todos los cuales son factores de riesgo para desarrollar cáncer.

 

Tras contestar dos cuestionarios sobre la dieta consumida los participantes fueron seguidos durante una media de 5 años y durante un máximo de 9 años. Durante ese tiempo se produjeron 2.193 casos de cáncer, de los cuales 693 fueron de mama, 291 de próstata y 162 colorrectales; la edad media en el momento del diagnóstico fue de 59 años.

El aumento de 100 ml por día de bebidas azucaradas se asoció con incremento de 18% en el riesgo de desarrollar cáncer. Por el contrario, el consumo de bebidas endulzadas artificialmente (dieta) no estaba asociado con un mayor riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer.

Varios estudios han mostrado que el incremento de la actividad sexual produce efectos saludables en el organismo.  (más…)

¿Quiere saber más? Suscríbase a nuestra Newsletter


 
Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestros cookies